seleccione idioma:

Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón, María Santísima del Consuelo, Ntra. Sra. del Carmen, Santas Verónica y María Magdalena

“Perdónalos porque no saben lo que hacen” – Cristo del Perdón

La Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón, María Santísima del Consuelo, Nuestra Señora del Carmen y Santas Verónica y María Magdalena saldrá una Semana Santa más a la calle el Miércoles Santo, con un recorrido sencillo a la vez que emocionante, que tendrá su momento más destacado a su paso por tribuna con el encuentro de sus titulares.

Clavado a la pesada cruz del pecado que le había acompañado en su camino hacia el Calvario se encontraba Jesús, herido por los que debían adorarle, vilipendiado por los gobernantes, mal entendido y abandonado por los supuestos hombres de Dios que debían protegerle. Sus discípulos también le habían dejado sólo; huían, se dispersaban, se escondían, le negaban. Pero Jesús, aún en estas condiciones, no renegaba, ni olvidaba la encomienda del Padre, que le envió “a buscar y salvar lo que se había perdido”, (Lucas 19:10), y rogó ante Él por el perdón para sus agresores. Unas palabras demostrativas de su cometido en el mundo y de la actitud que espera de nosotros con el prójimo. Es el amor hecho realidad, sin importar las circunstancias, el daño que se nos inflija, el odio que se nos demuestre, o el dolor que se nos cause: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”, (Lucas 23:34).

Su origen es incierto. Lo que sí se es claro es que apareció algunos años después de terminar la Guerra Civil, en torno al año 1942. La imagen de Santa María Magdalena fue encontrada junto a la talla de otra de las obras de imaginería que aún se conservan, la de San Juan Evangelista. Así, formó parte del paso de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno hasta 1978, cuando se separó para formar su propia hermandad. En 1986 se le confeccionó un trono de mayores dimensiones por necesidades del itinerario, y años más tarde las Hermanas Dominicas bordaron el estandarte. Más tarde pasó a ser responsabilidad de la Agrupación de Cofradías.

A finales de la década de los 90, la cofradía sufrió algunos cambios internos. Hubo una reestructuración que derivó en la elección de Luis Alba Aragón como hermano mayor y el desfile de Santa María Magdalena se redujo a su salida procesional el Viernes Santo, en la celebración de ‘El Paso’ y su acompañamiento a la Cofradía del Santo Entierro.

A esta talla, una de las históricas de Almuñécar, se agregó en 1993 el Cristo del Perdón, obra del imaginero granadino Antonio Díaz Fernández. En la escena, Jesús viste una túnica blanca con la cruz a cuestas camino del calvario, de rodillas en una de sus caídas. La hermandad contaba con un trono de enormes dimensiones que debía ser transportado por 150 horquilleros -tanto hombres como mujeres- donde se veía a Cristo asistido por la Verónica cuando se acerca a él en su segunda caída durante el Vía Crucis. Sin embargo, esas dimensiones desproporcionadas provocaron que la cofradía tuviera que rechazar ese trono y elegir dos más pequeños. En el 2003, el imaginero sevillano Juan Antonio Blanco Ramos, le hizo el cuerpo entero a la imagen del Cristo, completando uno de los anhelos de esta cofradía.

La imagen de la Verónica hace dos papeles en la Semana Santa sexitana, el de Santa Mujer Verónica el Miércoles Santo y Viernes Santo por la mañana, y el de Santa María Magdalena el Viernes Santo por la noche acompañando al Santo Entierro. Además, la talla es articulada.

Ver Vídeo Youtube Cristo del Perdón

a